Mejor Irrigador Dental

¿Cuál es el mejor irrigador bucal del mercado?

La higiene dental no es algo que se tenga que tomar a la ligera, ir al dentista es algo que todos tenemos que hacer al menos una vez al año. Todos sabemos que hay que usar el cepillo de dientes todos los días y que es muy importante mantener la boca limpia para evitar problemas. Los dentistas suelen recomendar el uso de ciertos aparatos para ayudar en el proceso, como los irrigadores orales. Estos aparatos nos ayudan en la limpieza tal como lo haría un dentista, solamente que lo hacen estando en casa, no en una consulta.

Por eso es tan importante elegir un buen irrigador que nos pueda proporcionar una limpieza profunda y de calidad. Hay miles de irrigadores de todo tipo, algunos incluso carísimos, por encima de los 200 o 300€, pero no nos tenemos que dejar ahuyentar por esos precios, porque hay algunos que son mucho más económicos e igual de buenos. Este es el motivo por el que me he decidido a hacer esta comparativa, ya que no he visto demasiada información sobre el tema, y lo considero de suma importancia para nuestra salud. A continuación os dejo los cinco irrigadores dentales en relación calidad-precio que he encontrado en Amazon. ¡No os lo perdáis!

Comparativa de los mejores irrigadores dentales

Nuestro Favorito
Imagen
Waterpik WP-100 - Producto de cuidado dental,...
Precio
Valoraciones
Opiniones
Prime
-
Peso
1,36 Kg
Dimensiones
17,8 x 22,9 x 15,2 cm
Precio
El más Vendido
Imagen
Waterpik Irrigador de Sobremesa Profesional con...
Precio
Valoraciones
Opiniones
Prime
Peso
662 g
Dimensiones
11,5 x 20,5 x 13,7 cm
Precio
El más Barato
Imagen
Irrigador Dental Professionale con 8 Boquillas...
Precio
Valoraciones
Opiniones
Prime
Peso
272 g
Dimensiones
11,5 x 20,5 x 13,7 cm
Precio
Imagen
Waterpik 450- Irrigador bucal inalámbrico, 62.24
Precio
Valoraciones
Opiniones
Prime
Peso
649 g
Dimensiones
24 x 20 x 18 cm
Precio
Imagen
Oral-B Irrigador Bucal Con Tecnología Waterjet De...
Precio
Valoraciones
Opiniones
Prime
Peso
1,2 Kg
Dimensiones
24 x 20 x 18 cm
Precio

¿Qué irrigador oral comprar? Los 5 mejores en relación calidad/precio

Irrigador Dental Professionale con 8 Boquillas Multifuncionales, Apiker Irrigador Bucal con Capacidad de 600ml, 10 Ajustes de Presión del agua, Limpieza Dientes, Aprobado por la FDA

Tiene un tamaño ideal, puesto que no es ni muy grande ni muy pequeño, y encima dispone de accesorios para una limpieza normal, un cabezal para periodontitis o inflamación de las encías, otro para la ortodoncia, para limpiar las bacterias que causan manchas en los dientes, otro para la lengua y otro para las fosas nasales.

Sin duda, este producto me sorprendió mucho, porque a un precio más bajo y competitivo, como he dicho antes, nos encontramos un irrigador de calidad, con un depósito de más de medio litro de agua, 650 ml exactamente, para poder realizar una limpieza más exhaustiva y sin preocuparte porque se te vaya a acabar el agua a mitad de la limpieza, y es impermeable, para poder usarlo incluso bajo la ducha. 

¿Qué opinan otros compradores?

Este es mi primer irrigador, y realmente estoy encantada. Trae varios cepillos y accesorios, y te da una sensación de limpieza que con el cepillo de dientes normal no lo puedes conseguir. En casa lo usamos todos, mis dos hijos y yo, y a todos nos encanta los resultados que nos deja.


WATER PICK - WATER PIK 450 IRRIGAD CORDLESS

Las personas con ortodoncias o implantes dentales necesitan una limpieza mucho más profunda y eficaz, por eso este irrigador es ideal para los casos más complejos. Además, al ser inalámbrico y recargable, resulta súper cómodo para tenerlo ya sea por casa como irrigador diario, o reservarlo exclusivamente para cuando te vas de viaje, porque una vez que te acostumbras a usarlo, te aseguro que no podrás estar lejos de él por mucho tiempo.

Trae varias boquillas para que lo usen hasta cuatro miembros de la familia, y lo distinguen con diferentes colores para que cada uno tenga el suyo personalizado y no haya confusiones.

¿Qué opinan otros compradores?

Se lo compré a mi hermana porque le han puesto aparatos, y está encantada. Le ha gustado tanto que me ha regalado otro a mí. Pensaba que sería algo más grande, pero la verdad es que da una sensación de limpieza impresionante.


WATER PICK - WATER PIK 100 ULTRA IRRIGADOR

Este irrigador, al igual que el anterior, es de la marca Waterpik pero este es de sobremesa. Es especial para implantes y ortodoncias debido a la gran cantidad de cabezales de limpieza que trae.

En este caso, el aparato incluye dos boquillas para uso diario, un cabezal con un cepillo de dientes, un cabezal para quitar la placa de entre los dientes, otro para limpiar las bacterias de la lengua, otro para la limpieza de ortodoncias, y otro para las encías. Con este aparato no necesitarás nada más, ni siquiera un cepillo de dientes. Además, tiene un depósito enorme de agua, de un litro, así que no tendrás que preocuparte de estar mirando la cantidad de agua que te queda y de acabar rápido para no tener que rellenarlo.

¿Qué opinan otros compradores?

Este ha sido mi primer irrigador dental, y la verdad que estoy muy contento con los resultados. Mi dentista me dijo que no era necesario comprarlo y que probara con el hilo dental, pero no hay ni punto de comparación. Sin duda, una compra indispensable para limpiar bien mis coronas.


Waterpik WP-660EU - Irrigador dental, color blanco

Si lo que buscas es un irrigador que esté bien de precio, pero que sea más profesional y te de la sensación de salir del dentista cada vez que lo usas, entonces te recomiendo que mires con más detalle este, porque es ideal. En el paquete incluye tres cabezales clásicos para que los usen distintas personas, un cabezal con cepillo de dientes, otro cabezal para la placa de entre los dientes, otro para las encías y otro para las ortodoncias.

También lo han hecho más silencioso y más rápido, así que una limpieza a fondo de la boca tan solo te llevará un minuto al día. Además le han puesto el botón de encendido/apagado en el mismo mango para más comodidad. Este irrigador tiene un depósito algo más pequeño que el anterior, de 650 ml, pero es porque el diseño es más compacto, y es súper fácil de usar.

¿Qué opinan otros compradores?

Es mi segundo irrigador. El primero era de otra marca y no pude acabar más desilusionado. Ahora con este estoy encantado, funciona muy bien y es más pequeño que el anterior, así que lo puedo dejar encima del mueble del baño sin problemas y no molesta.


Oral-B Waterjet Sistema de Limpieza Irrigador Bucal Con Tecnología Braun

Después de mucho buscar, encontré este irrigador que, para mi gusto, es uno de los mejores. Por eso está en la comparativa. La comodidad que aporta es impresionante, porque tiene el mango con un diseño que parece un cepillo de dientes eléctrico normal que podríamos encontrar de la misma marca. El botón de encendido/apagado lo encontramos tanto en el aparato como en el mango, así que es más útil y confortable aún.

Además, al igual que el anterior irrigador, tiene dos funciones: limpieza con un chorro directo para favorecer la limpieza en las zonas más complicadas, o un multichorro para masajear bien las encías y así evitar problemas como el sangrado o la inflamación. Sin duda, que la marca sea Oral-B de Braun ya me da una tranquilidad extra a la hora de asegurarme que será de calidad.

¿Qué opinan otros compradores?

Es el segundo irrigador que tengo igual, y va genial. Me he tenido que comprar otro porque antes vivía con mis padres y no me han dejado llevármelo, les encanta. Deja la boca limpia y si le pones un poco de enjuague bucal en el depósito, da una sensación extra de limpieza más profunda incluso.”


Irrigadores Dentales más Vendidos

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar un irrigador bucal?

1. El tamaño del aparato

El tamaño que tenga el aparato es un detalle muy importante a tener en cuenta, puesto que va a estar en el baño y vamos a usarlo mínimamente una vez al día. Si es demasiado grande, nos estorbará y acabaremos guardándolo en alguna parte, y nos olvidaremos de usarlo. En cambio, si el tamaño es más bien pequeño o un tamaño medio, podremos dejarlo ahí y será un incentivo para usarlo. Además, según el tamaño del aparato, nos incluirá un depósito de agua de mayor o menor capacidad.

La comodidad y la limpieza que nos aporte dependerá mucho de este factor. Con esto no quiero decir que cuanto más grande sea el aparato mejor, sino que todo tiene que ser en la medida justa y tener las características que más nos vaya a favorecer a la hora de usarlo.

2. El depósito de agua

Que el irrigador tenga un buen depósito de agua es indispensable. Si es demasiado pequeño, nos quedaremos con la limpieza por la mitad y tendremos que parar a rellenarlo de agua. Esto nos resultará tan incómodo que incluso podemos acabar sin usar el producto con tal de no montar tanto lío.

Por eso, si el depósito es de más o menos medio litro, es suficiente para una limpieza en profundidad de la boca, y sin ir con prisas para que no se nos acabe el agua. Además, si es de presión regulable, tenemos que tener en cuenta que se nos acabará más o menos rápido el agua dependiendo del modo en el que esté. Obviamente, el tamaño del depósito de agua también dependerá del uso que le vayamos a dar, ya que si lo va a usar una sola persona, un depósito como bien he dicho, de medio litro, será suficiente.

3. La potencia del agua

La potencia con la que sale el agua es importante puesto que si no es regulable, puede ser demasiado fuerte para nosotros y acabar haciéndonos daño. Normalmente, la mayoría de irrigadores bucales son con presión regulable en mayor o en menor medida, así que solamente nos tendremos que preocupar de si es suficiente para nosotros o para los miembros de la familia que vayan a usarlo. Si hay niños, nos tenemos que asegurar que la presión sea lo suficientemente suave para no hacerles daño, puesto que si no es así, enseñarles a usar el irrigador y luego comenzar a inculcarles el hábito de usarlo todos los días será un drama en casa que posiblemente hará que acabemos dejándolo para otro momento.

4. El motor

Como he comentado en el punto anterior, el motor será un punto clave para calcular la potencia con la que saldrá el chorro de agua. Normalmente, los irrigadores de mesa que van enchufados a la corriente eléctrica suelen tener una potencia similar, suficiente para una limpieza en profundidad. Este punto será sobretodo importante si nos interesa más un irrigador a batería, portátil o de viaje, que sea transportable y que no vaya enchufado a la corriente, ya que la batería, normalmente, suele tener menos potencia que un motor.

A pesar de esto, la potencia de los motores eléctricos y de los motores a batería suelen ser bastante similares, así que no hay que preocuparse tampoco demasiado, simplemente tener en cuenta que una potencia baja de motor hará que el agua no salga con tanta presión.

5. Los recambios y las boquillas incluídas

Algunos irrigadores de los dientes traen boquillas de sobra como para que las use más de un miembro de la familia, o para que se usen de repuesto, y otros, sin embargo, traen solamente lo justo para que lo use una sola persona. Depende del uso que queramos darle al irrigador, nos convendrá más que nos incluya más cabezales de sobra. Además, si traen dos, tres o incluso cuatro cabezales de sobra para toda la familia, suelen ser de diferentes colores, para evitar confusiones y garantizar una higiene máxima tanto por la limpieza bucal como por los instrumentos. Si tenemos en cuenta también las funciones que le daremos al aparato, veremos que algunos traen instrumentos para limpieza de ortodoncias o de implantes dentales, e incluso limpieza de fosas nasales o manchas de los dientes.

¿Te ha servido esta guía?
(Votos: 0 Promedio: 0)
María Muñoz
María Muñoz